TENDENCIAS DEL CENTRO DE DATOS EN 2020

Por Jerome Totel, Vicepresidente de Estrategia del Grupo DATA4

La crisis sanitaria sin precedentes a la que nos enfrentamos está impulsando a las empresas a replantearse su modelo de negocio y su forma de trabajar, se ha acelerado enormemente la adopción de lo digital. Además de estos desafíos, la aceleración del Edge Computing, la inteligencia artificial (IA) y las soluciones de «as-a-service» continuarán impulsando el crecimiento del mercado de los centros de datos y la necesidad de alojamiento. En efecto, la digitalización de nuestra economía exige que los centros de datos, verdaderos cimientos del mundo digital, sigan innovando para satisfacer las nuevas necesidades de conectividad, crecimiento, seguridad, innovación y respeto al medio ambiente que exigen las organizaciones. Deben ser modulares para ofrecer una respuesta ad hoc al modelo comercial «a medida»; eco-responsables para reducir el impacto del carbono de la economía digital; escalables para seguir el ritmo de los numerosos avances tecnológicos del sector; inteligentes en su capacidad de proporcionar análisis de valor añadido; y, por último, resistentes para garantizar la disponibilidad y la seguridad de los datos alojados y asegurar la continuidad de las actividades en todas las circunstancias.

Aquí están las tendencias clave en el mercado de los centros de datos:

1/ LA GRAVEDAD DE LOS DATOS IMPONE NUEVOS DESAFÍOS EN TÉRMINOS DE LOCALIZACIÓN

El crecimiento explosivo de los datos es más actual que nunca. Impulsado por 5G, IoT y las acciones M2M (Máquina a Máquina), pero también por la crisis sanitaria mundial. Todo ello está cambiando la forma en que se almacenan, gestionan y transfieren los datos. A medida que este volumen crece, los datos y las aplicaciones se juntan, como si estuvieran sujetos a la ley de la gravedad, y es muy complicado moverlos, esto se llama Gravedad de Datos. Al requerir cada vez más recursos de computación y almacenamiento, este fenómeno llevará sin duda a un aumento de las actividades del centro de datos. Las empresas abordarán esta cuestión acercando sus aplicaciones a las fuentes de datos y colocando infraestructuras de nube híbridas en los destinos de los proveedores Cloud, lo que creará una fuerte demanda de centros de datos alojados en estas zonas. El centro de datos es un activo estratégico de interconexión para los operadores de telecomunicaciones, los actores de la nube y los principales nodos de interconexión de Internet.

2/ SERVICIOS DE ALOJAMIENTO A MEDIDA PARA APOYAR EL NEGOCIO

Los operadores de los centros de datos de alojamiento seguirán innovando para proporcionar a sus clientes soluciones personalizadas para hacer frente a los desafíos de la transformación digital. Dado que reúnen la infraestructura, la conectividad y los servicios en una estructura compartida y segura, facilitan las interconexiones de redes (mediante enlaces de muy baja latencia), contribuyen a aumentar la seguridad de los datos, apoyan a las empresas en su cumplimiento de las normas y optimizan el tiempo de comercialización. Conscientes de estas ventajas, los proveedores de servicios en nube e hyperscales han confiado en ellos desde hace mucho tiempo para el rápido despliegue de nuevos servicios. El siguiente paso será demostrar a las empresas el valor comercial y tecnológico de los centros de datos de alojamiento, particularmente en el despliegue de Cloud híbrido o nuevos servicios de red. También será interesante identificar cómo el centro de datos, pero también todos sus ecosistemas, pueden apoyar a la empresa en la resolución de sus desafíos digitales, un diferenciador clave para 451 Research en su reciente estudio*, «2020 Trends in Datacenter Services & Infrastructure?

3/ EL CENTRO DE DATOS, LA CONFLUENCIA DE LOS SERVICIOS DIGITALES

El centro de datos es un Hub basado en tecnologías «basadas en software» para hacer que las nuevas capacidades de la red estén disponibles de forma dinámica y rápida.

Para concentrar este centro de red, el centro de datos debe estar compuesto por importantes activos que le permitan acoger a los operadores de telecomunicaciones y a los proveedores de servicios (Cloud, SaaS, etc.) e instalar sus infraestructuras de red que puedan ampliarse en el futuro:

  • Capacidades de conductos muy significativas para conectar el dominio público con los centros de datos
  • Capacidades muy importantes en términos de «Carrier Room» para permitir a los operadores de servicios establecer y «Meet Me Room» para proporcionar interconexiones entre los clientes y los proveedores de servicios.

La capacidad técnica es un requisito importante para que los operadores puedan instalar soluciones de red. Luego utilizan tecnologías de «software» para prestar servicios de manera dinámica y rápida. Aún más: los clientes pueden configurar ellos mismos sus servicios de red utilizando herramientas y tecnologías.

4/ LA EXPLOSIÓN DEL EDGE COMPUTING COMPLEMENTADO POR EL MULTICLOUD

La masa exponencial de datos generados por EL IoT crea nuevos desafíos en términos de almacenamiento, procesamiento y análisis dentro de los centros de datos. Estamos siendo testigos del fuerte desarrollo dl Edge Computing, que asegura la distribución del cálculo de la carga lo más cerca posible del equipo, en el borde de la red, y que garantiza una latencia reducida y una experiencia de usuario optimizada. El crecimiento del Edge Computing también está llevando al desarrollo de centros de datos locales, que permiten que los beneficios del procesamiento de datos locales se utilicen de manera segura. En lugar de un modelo informático centralizado en el que los datos viajan a la nube para ser procesados y devueltos al usuario final, está surgiendo un nuevo modelo distribuido más fluido. Se basa en un enfoque híbrido de nube múltiple que conecta el Edge con centros de datos, Cloud privado y Cloud público de diferentes proveedores para permitir el procesamiento analítico en tiempo real. Hoy en día, la pregunta ya no es si el Edge Computing es necesario, sino si es rentable. Aunque los centros de datos locales pueden ser más caros que un solo servidor, el despliegue de una infraestructura completa, incluyendo mecanismos de seguridad y un paquete técnico listo para usar, sigue siendo esencial para optimizar los servicios multi-cloud, con costes operativos reducidos.

5/ DESARROLLO DE LA RESPONSABILIDAD MEDIOAMBIENTAL DEL CENTRO DE DATOS

Ciertamente, los centros de datos usan una cantidad significativa de agua y electricidad. Si bien el mercado tiende a centrarse en los costes y la capacidad de recuperación más que en el uso sostenible de sus recursos, el impacto ambiental de las instalaciones sigue siendo una preocupación importante para la gran mayoría de los clientes. Los centros de datos deben diferenciarse innovando en torno a la sostenibilidad; por ejemplo, utilizando tecnologías avanzadas, fuentes de energía renovable o evaluando con precisión los impactos ambientales al elegir los sitios. Por ejemplo, la construcción de edificios inteligentes o «centros de datos inteligentes» que combinen una mejor experiencia para el usuario con la excelencia operativa y la optimización del consumo de energía y de los recursos del centro de datos es esencial. Además, el innegable cambio climático -temperaturas exteriores más cálidas, mayor riesgo de desastres naturales, cambios en la disponibilidad de agua y cambios en los requisitos de los clientes y los reglamentos- afectará al mercado de una manera sin precedentes. Los operadores de los centros de datos necesitarán planificar con antelación y gestionar activamente planes de respuesta bien desarrollados para hacer frente a todos estos cambios.

6/ HACIA LA CONSOLIDACIÓN DE LA INDUSTRIA

Aunque continuarán impactando el mercado de centros de datos con altas inversiones de capital, las fusiones y adquisiciones se ralentizarán. A medida que entran en juego más y más inversores a largo plazo – desde inversores institucionales (aseguradoras, fondos de pensiones, fondos soberanos, etc.) hasta compañías de inversión inmobiliaria y los propios proveedores de centros de datos – el número de centros de datos disponibles para la adquisición está empezando a disminuir. Sin embargo, el auge de los datos y la evolución del mercado de la infraestructura digital siguen representando una inversión a largo plazo con un alto potencial de crecimiento para las empresas.

Aunque la adopción de la nube, el desarrollo del IoT y el crecimiento exponencial de los datos seguirán impulsando la demanda de centros de datos, la dinámica de este mercado dependerá cada vez más de la velocidad de despliegue de los activos, la reducción de los costes y su capacidad para diferenciarse. Si bien el posicionamiento geográfico es un factor decisivo, desde el punto de vista tecnológico, la mejora del rendimiento energético está ahora más que nunca en el centro del debate.

*451 Research study: 2020 Trends in Datacenter Services & Infrastructure – junio de 2019