La seguridad, una cuestión clave para los operadores de centros de datos

Los datos se han convertido en uno de los principales activos de las organizaciones institucionales y, en general, de las empresas. Para una mayor eficiencia, es necesario centrarse en la explotación de los datos y, al mismo tiempo, garantizar una protección óptima. De hecho, en los próximos tres años, la mitad de las empresas europeas pasarán a externalizar los datos a un especialista en hosting o a la nube pública, dejando de lado el uso de un centro de datos gestionado internamente. Por lo tanto, los centros de datos desempeñan un papel importante en la conversión digital, especialmente porque su papel está en constante evolución.

El dato, un nuevo activo capital

Las empresas que ahora se dedican a la transformación digital han hecho de los datos un activo valioso. De hecho, el desarrollo de una empresa ya no depende de la venta de productos, sino también de la explotación y la recopilación de datos. Para participar en el crecimiento de la empresa, estos datos deberán ser recogidos, almacenados e intercambiados de forma segura. También deben estar disponibles en todo momento.

Sin embargo, cada vez es más difícil garantizar la protección de datos en salas de ordenadores internas cuando la gestión de datos no forma parte de los servicios de una empresa. Además, las regulaciones de cumplimiento como GDPR e ISO 27001 son cada vez más exigentes y requieren la implementación de programas de control, redundancia de TI y rigurosos programas de seguridad.

Nube híbrida: un recurso en rápida expansión

Según las cifras, más de la mitad de los líderes digitales utilizarán la nube híbrida, por lo que los principales actores de la nube ya se han planteado el reto de cumplir con los nuevos estándares de protección de datos, de acuerdo con la normativa europea sobre seguridad y garantía de la soberanía de los datos. Por lo tanto, han ido creando plataformas informáticas en muchos países europeos en los que operan.

Esta determinación de los actores privados de ofrecer una protección de datos óptima ha llevado a los profesionales del sector del alojamiento de datos a aplicar medidas de seguridad cada vez más estrictas. Además de la seguridad de los datos, los operadores de los centros de datos ofrecen protección física de los edificios, videovigilancia, verificación de identidad, reconocimiento biométrico antes de acceder a las salas de ordenadores y otros sistemas de seguridad esenciales. También se adaptan a las normativas específicas de determinados sectores, como las normas ISO y las certificaciones PCI-DSS, y apoyan a los clientes durante las sesiones de auditoría.

Ahora se permite la redundancia del ordenador

Los proveedores de servicios están trabajando ahora en asociación con los operadores de centros de datos para ofrecer a los clientes un servicio con una mejor relación calidad-precio. Para ello, han implementado nuevos programas que permiten la redundancia de los ordenadores. Una vez alcanzada la protección de datos, el uso óptimo de estos datos por parte de las empresas depende en gran medida de la disponibilidad de los sistemas informáticos.

De ahí que surjan dos opciones para los organismos institucionales y las empresas. O bien asumen el control de la gestión de las limitaciones, o bien solicitan los servicios de un actor conocedor del sector. Esta última opción les permitirá centrarse en la explotación de sus datos. Los operadores de centros de datos, por su parte, mejoran constantemente sus servicios mediante la creación de infraestructuras de alta calidad y más seguras.

DATA4, un operador europeo de centros de datos, dispone de reservas únicas de tierra y energía en el continente europeo, que cubren 121 ha de tierra y 146 MW de recursos energéticos. DATA4 diseña y construye sus propios centros de datos para apoyar mejor a sus clientes y ofrecerles soluciones de alojamiento eficientes y seguras.

Su primer Data Center fue inaugurado en 2007 en Essonne. En 2013, DATA4 exportaba su modelo a Italia mediante la adquisición de terrenos que pueden albergar hasta 10 centros de datos. Hasta la fecha, se han creado tres centros de datos en Italia y otros tres en Luxemburgo. Al invertir en infraestructura de telecomunicaciones, la plataforma de DATA4 se convirtió en hiperconectada en 2016. En 2017, se creó el D4 Digital Hub, un centro de datos que proporciona acceso seguro a más de 200 destinos en nube y operadores de telecomunicaciones.

DATA4 gestiona 15 centros de datos en Europa y tiene previsto construir centros de datos adicionales a razón de un centro cada 9 meses. Las infraestructuras de DATA4 se distinguen por su impresionante tamaño, así como por su diseño único y de alta calidad. De esta manera, DATA4 podrá ofrecer servicios diversificados y escalables, adaptados a las necesidades de sus clientes.